×

selector

LA NOCHE DE CAMINIS

2ª ACCIÓN DE EXPERIMENTACIÓN Y DE INTERVENCIÓN EN LA CALLE

En la segunda acción de experimentación en la calle del proyecto Caminis, celebrada el pasado 15 de junio de 2018, reivindicamos una Dénia con menos coches y más autonomía para la infancia.

Os contamos cómo fue:

¿Qué podemos hacer para ir menos en coche y más a pie, en bici y en transporte público? ¿Qué podemos hacer para aumentar la autonomía de la infancia?

Estas dos cuestiones fueron los pilares de La Noche de Caminis, una acción festiva y reivindicativa, abierta a la participación ciudadana, donde transformamos, por unas horas, un aparcamiento en un espacio de debate y en un cine al aire libre.

En este lugar, hablamos abiertamente con la educadora ambiental y técnica del Centro Nacional de Educación Ambiental, María Sintes; el geógrafo urbanista, especialista en espacio público, infancia y movilidad, Pau Avellaneda, y representantes del Grupo de Trabajo. Tratamos entre todas y todos sobre cómo mejorar el espacio público para que sea un entorno más seguro y comunitario para la infancia.

La Noche de Caminis, una acción festiva y reivindicativa, abierta a la participación ciudadana, donde transformamos, por unas horas, un aparcamiento en un espacio de debate y en un cine al aire libre

Pau, experto en movilidad, quiso destacar la pérdida de autonomía de la infancia. Según diferentes estudios realizados en Inglaterra y Alemania, entre los años 70 y 90, coincidiendo con el crecimiento del uso del coche, se redujo a más de la mitad la cantidad de niñas y niños que iban solos a la escuela. También habló sobre la expulsión de la infancia del espacio público de las ciudades. La mitad no pasa ni una hora al día en la calle, reduciendo las posibilidades de disfrute, juego y aprendizaje que ofrece el espacio público. A continuación, habló del cambio climático y de que cada vez será más importante una mayor presencia de vegetación en las rutas escolares para reducir la insolación. Por último, remarcó la relación entre los problemas de salud, la contaminación y la falta de actividad física. La infancia realiza un tercio de la actividad física yendo a la escuela, ¿qué pasa si los llevamos en coche?

Pau Avellaneda destacó que la mitad de las niñas y niños no pasa ni una hora al día en la calle, reduciendo las posibilidades de disfrute, juego y aprendizaje que ofrece el espacio público

María Sintes nos contó la revolución que experimentó tras el descubrimiento de “La ciudad de los niños” de Francesco Tonucci. Tras su lectura, comenzó a mirar la ciudad de otra manera, como si ella fuera una niña más recorriendo la ciudad. Una ciudad convertida hoy en un lugar peligroso donde, los coches han ganado la batalla y han arrebatado la ciudad a la infancia. Sin embargo, es la infancia la que puede cambiar esta realidad, ocupando la calle, reivindicando su espacio y sencillamente, jugando. María escuchó, en una ocasión, el testimonio de Dani, un escolar que evidenciaba con sus palabras la importancia del camino a la escuela. Durante su trayecto diario, nunca tenía tiempo suficiente para contarle a su mejor amigo todas sus aventuras. Para él, el trayecto no era un mero trámite, era una experiencia vital. Por último, se destacó la importancia de abordar los proyectos de caminos escolares en un contexto de ciudad, tal y como el municipio de Dénia está haciendo.

María Sintes contó el testimonio de Dani. Durante su trayecto diario, nunca tenía tiempo suficiente para contarle a su mejor amigo todas sus aventuras. Para él, el camino no era un mero trámite, era una experiencia vital

Pep, representante del grupo de trabajo y director del CEIP Montgó nos habló del trabajo realizado por éste. Teruca, también del grupo de trabajo y miembro del AMPA Pou de la Muntanya explicó el manifiesto del proyecto. También destacó la dificultad de deshacer el camino recorrido y las dificultades políticas para afrontar este tipo de proyectos. Se interesó por la experiencia de María Sintes en Segovia. Ella explicó las debilidades y fortalezas de “De mi escuela para mi ciudad”, inspirador y revolucionario proyecto de caminos escolares de carácter ciudad que tuvo un recorrido de 10 años.  Lúa, Lobo e Iris, representantes del alumnado de los colegios Llebeig y Pou de la Muntanya propusieron diferentes acciones o líneas estratégicas para tratar de aumentar la autonomía de la infancia y fomentar los desplazamientos a pie, en bici y en transporte público, reduciendo el uso del coche.

Entre los asistentes también se realizaron propuestas más concretas como, por ejemplo, reconvertir todos los espacios de aparcamiento en espacios de estar, tomando como referencia el lugar donde realizamos la acción.

Por otro lado, un vecino confirmó que tras la peatonalización de ciertas áreas de Dénia se había experimentado una mejora en la relación vecinal de estas pese a las reticencias iniciales, mientras que los niñas y niños presentes intervinieron destacando su preferencia a juegos inclusivos que les permitiera jugar juntos, niñas y niños, compartiendo espacio. También con sus palabras, se confirmó que apenas juegan en la calle. Uno de ellos nos regaló un emotivo testimonio, nos pidió que Caminis continuara durante muchos años y que se le permitiera ir solo a la escuela, tal y como contaban los mayores. Las familias también intervinieron. Una de las madres habló de un exceso de control, del abusivo uso de la tecnología y también del miedo generalizado.

Un niño nos pidió que Caminis continuara durante muchos años y que se le permitiera ir solo a la escuela, tal y como contaban los mayores

Para cerrar el debate, Pau destacó que en la actualidad ya existen madres y padres que no han experimentado el juego en la calle por lo que es más difícil que entiendan lo necesario que es para sus hijas y hijos. María recuerda que la autonomía está vinculada a la adquisición de responsabilidad y que, debido a la falta de ella, estamos creando una generación con una fuerte falta de madurez.

La velada concluyó con la proyección del documental “Camino a la escuela”, nominada a mejor película europea en los Premios Goya 2015 y ganadora del Premio a Mejor Documental en los Premios César 2013. Este film cuenta como, en ciertos lugares del mundo, algunas niñas y niños hacen verdaderos esfuerzos para llegar a sus colegios. Esta apasionante y emocionante historia nos ayudó a reflexionar sobre los miedos y las inseguridades que sufrimos como madres y padres a pesar de vivir en un mundo con todas las comodidades y seguridades posibles.

Concluimos la velada con la proyección del documental “Camino a la escuela”. Este film cuenta como, en ciertos lugares del mundo, algunas niñas y niños hacen verdaderos esfuerzos para llegar a sus colegios

Como dice Tonucci, una calle es segura cuando hay niñas y niños jugando. Si los escuchamos, si conseguimos mirar la ciudad con ojos de niña y niño, podremos construir una ciudad amable para la infancia y, por lo tanto, para el resto de la ciudadanía.

Como decía Tonucci, una calle es segura cuando hay niños y niñas jugando. Si los escuchamos, podremos construir una ciudad para la infancia y, por tanto, para el resto de la ciudadanía

Fotografía: Caixa Fosca

Facebook
Twitter
SUBIR